Barra de vídeo

Loading...

miércoles, 9 de septiembre de 2015

El hijo de 'El Chapo' Guzmán amenaza a Donald Trump: 'el pez por su propia boca muere'

Alfredo Guzmán, hijo del narcotraficante mexicano 'El Chapo' Guzmán ha cargado contra el aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, a través de su cuenta de Twitter. "El pez por su propia boca muere", ha advertido el mexicano al magnate estadounidense. El comentario del hijo de 'El Chapo' fue realizado ante la pregunta de otro usuario de esta red social que preguntó a Guzmán su opinión sobre el político. "Sabe que opino de Donald Trump plebe que el pez por su propia boca muere", señaló el joven. Donald Trump, está protagonizando una de las campañas presidenciales más polémicas de los Estados Unidos por sus continuos comentarios despectivos hacia los mexicanos y la inmigración en general. No obstante, el magnate encabeza las encuestas que lo sitúan como el candidato republicano favorito de los estadounidenses.

11 cosas que la gente inteligente nunca dice en el trabajo

Hay algunas cosas que nadie debería decir en su entorno laboral. Son unas frases que tienen la capacidad de hacerle quedar mal, aunque esas palabras sean ciertas. Y lo peor de todo es que una vez que esas expresiones se pronuncia ya no hay vuelta atrás. Un experto en liderazgo ha señalado en la revista Forbes cuáles son las expresiones que le hacen parecer una persona incompetente o insegura. No importa el talento que tenga o lo hábil que sea a la hora de realizar sus tareas, existen ciertas frases que no deben pronunciarse nunca en el trabajo. 1. "No es justo". La vida no es justa, escribe en la revista el experto. Diciendo esto solo parece que cree que la vida es fácil, lo que le hace parecer inmaduro e ingenuo. 2. "Así se ha hecho siempre". La tecnología ha cambiado la forma en que hacemos las cosas, así que algo que se hacía de un modo hace seis meses o un año puede que ya no se realice con la misma eficacia gracias a los avances tecnológicos. Si dice "es que así se han hecho siempre las cosas" puede parecer una persona que se resiste al cambio. Puede que hacer las cosas como siempre se han hecho no sea la mejor manera. 3. "No hay ningún problema". Cuando alguien le pide que si puede hacer algo o le da las gracias por haberlo hecho y usted solo se limita a decir "Sin problema" está insinuando que esa petición ha sido, efectivamente, un problema. Diga, en su lugar, "ha sido un placer". Es una diferencia de lenguaje muy sutil, pero tiene un gran impacto en las personas. 4. "Yo creo... / Esto puede ser una idea absurda... / Voy a hacer una pregunta estúpida". Estas palabras erosionan su credibilidad, incluso si después se anuncia una gran idea, ya que parece que le falta confianza y hace que la gente pueda llegar a desconfiar de usted. Si no sabe algo, diga en su lugar "Ahora mismo no tengo esa información, pero la encontraré lo más rápido que pueda y se lo haré saber". 5. "Esto solo llevará un minuto". Al decir estas palabras parecerá que hará la tarea lo más rápido posible y que puede que no la finalice bien debido a las prisas. A no ser que de verdad sea una tarea breve (como contestar un correo no muy extenso) no diga esto. En cambio, limítese a decir que "no le llevará mucho tiempo". 6. "Lo intentaré". Al igual que la palabra "creo", el verbo "intentar" le resta credibilidad y muestra una falta de confianza. Si se le pide que haga algo, o bien se compromete a hacerlo o bien da una alternativa, pero no diga que "lo va a intentar". 7. "Es un vago / incompetente / un imbécil". No le llevará ninguna ventaja criticar a un compañero con estas palabras. Si su crítica es cierta, todo el mundo se enterará de la incompetencia de ese otro trabajador, y no es necesario. En cambio, si no es cierto, será usted el que quede mal delante del resto. Siempre hay gente incompetente en cualquier lugar de trabajo. Si no tiene la capacidad para ayudar a esa persona o despedirla, no hará nada señalando sus faltas. 8. "Esa tarea no me concierne". Si dice algo así está dando a entender que va a hacer lo mínimo. Si su jefe le dice que haga algo pero usted cree que no es apropiado para su posición (por motivos morales, éticos o cualquier otro) lo mejor es hacer la tarea que nos han mandado y, más tarde, programar una reunión con su superior para discutir acerca de su rol en la compañía. 9. "No es mi culpa". Por pequeño que sea su error, si así ha sido, lo mejor que puede hacer es reconocerlo y, sobre todo, no echar la culpa a otros. Dé su explicación y que sea su jefe u otros compañeros los que decidan. 10. "No puedo hacerlo". El "no puedo" y el "no es mi culpa" son primos hermanos. Si dice que no puede hacer algo significa que no quiere y que ni siquiera lo va a intentar. Si hay alguna tarea que le hayan encomendado y que de verdad no sepa hacerla, pida ayuda, que vean que está interesado para que la próxima vez puedan contar con usted. 11. "Odio este trabajo". Lo último que una persona quiere oír en su trabajo es que alguien odia lo que hace. Diciendo esto demuestra que usted es una persona negativa. Los jefes capturan rápidamente a los negativistas que bajan la moral del grupo y saben que hay muchas personas entusiastas por ocupar su puesto de trabajo.

El peor escapista del mundo casi muere enterrado vivo

© Infobae Antony Britton pretendió escapar, pero casi muere en el intento. Antony Britton no es muy famoso, pero quiere serlo. Y para eso juega al límite de las posibilidades humanas. Esta vez, quiso imitar al célebre ilusionista húngaro Harry Houdini, quien fuera uno de los precursores y maestros de este tipo de prácticas. Britton pretendía convertirse en la tercera persona en 100 años en intentar lograr la difícil misión de ser enterrado vivo y salir por sus propios medios de la sepultura. Pero no pudo hacerlo y casi muere en el intento. Sin embargo, todo se volvió caótico luego de que Britton quedara inconsciente. Los paramédicos que se encontraban en el lugar debieron salir en su ayuda para evitar que muriera asfixiado.
© Infobae El rescate del escapista "Casi muero. Estuve a segundos de morir. Fue espantoso. La presión del suelo me aprisionaba todo alrededor. Incluso cuando encontré una bolsa de aire, cuando exhalé el suelo a mi alrededor me estaba aplastando aún más", señaló Britton una vez a salvo. Y añadió: "Podía sentirme perdiendo la conciencia y no había nada que pudiera hacer. Estaba casi muriendo".
El "escapista que no escapó" le debe su vida a los rescatistas que se encontraban en el lugar, entrenados para desenterrar casi de inmediato al frustrado ilusionista. Fue sacado de la sepultura a sólo dos pies de la superficie. Pero él no lo sabía. Estaba inconsciente y ya no podía pensar. "Di todo, pero no era mi día", manifestó el Houdini del siglo XXI. Britton es el tercer ilusionista que lo intenta en los últimos 100 años. El primero de ellos fue Houdini en 1915; el segundo, Alan Alan, en 1949. Ninguno de los dos lo consiguió y debieron ser evacuados casi al borde de la muerte.
Sin embargo, ésta no es la primera vez que Britton fracasa en sus intentos de escape, lo que hizo preguntar al diario británico DailyMail si se trata del peor escapista de la historia. En 2014, una multitud observó cómo casi muere colgado de una grúa a varios metros de altura. Nunca pudo soltarse de las sogas que lo sujetaban en Bradford, West Yorkshire. Y en 2013 casi muere en una jaula que fue prendida fuego. Mientras intentaba huir, el viento cambió de dirección modificando el curso normal de las llamas y casi se produce una tragedia. Fue envuelto en fuego, lo que casi le cuesta su vida.